Un mundo a medias

Un mundo a medias

3
0
SHARE
salud

Cuando las mujeres y niñas disponen de un nivel de salud y educación adecuado, la pobreza y la malnutrición retroceden, mejora el nivel de vida general y se incrementa el crecimiento económico. Cuando tienen acceso al empleo, las empresas y la actividad productiva, los beneficios se extienden a sus hijos, familias, comunidades y naciones. Esto es un hecho. Un efecto multiplicador tan probado como que devuelven íntegramente los créditos y reinvierten los beneficios para hacerlas crecer.

Es lo que podemos leer en este artículo publicado en EL PAIS, y es uno de los argumentos de Beatriz Becerra es eurodiputada del  Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE). Y en que también podemos leer titulares como:

Hemos de priorizar la inversión en la salud de mujeres y niñas porque contribuye de forma directa a potenciar el crecimiento económico de las sociedades.

Leer artículo completo

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY